10 cosas que debes saber acerca del crecimiento de tu hij@

“El crecimiento es el reflejo de la salud”  James Tanner

estatura

No conozco mamá ni papá que no se preocupe alguna vez por el crecimiento de su hij@. A veces es sólo el deseo de que llegue a ser tanto o más alt@ que él o ella, pero puede llegar a ser una preocupación sería y justificada cuando el crecimiento no es el esperado, se detiene o parece estar fuera de tiempo o proporción respecto a la historia familiar, la de los herman@s o de l@s compañero@s en la escuela.
Esto no es casualidad, el crecimiento es el reflejo de la salud. Lamentablemente, las nociones comunes y la sabiduría popular acerca del crecimiento suelen ofrecer información equívoca que puede empeorar la preocupación, retrasar las intervenciones cuando realmente es necesario hacer algo o, al contrario, hacer estudios y dar tratamientos innecesarios.

 1. Crecer no es lo mismo que aumentar de peso

Los dos datos mínimos e indispensables que se deben obtener cuando se valora a un niño son el peso y la talla. El peso puede indicar dentro de ciertos límites el estado nuticional y puede variar con el tiempo; por ejemplo, perder un poco de peso después de una gastroenteritis o ganar al final de las vacaciones. Pero la talla refleja el crecimiento de los huesos y el bienestar general porque no se puede encoger, sólo se crece o no, por eso es el mejor indicador de salud. El peso -especialmente con la epidemia de obesidad en la que estamos inmersos- debe siempre evaluarse de forma secundaria a la talla y, preferentemente, valorando otros parámetros como el índice de masa corporal y estado nutricional.

2. La talla se debe estudiar a lo largo del tiempo y comparar con la tabla de referencia

Si se mide y pesa a un niño o niña en una ocasión, es como tener una fotografía acerca de su crecimiento, pero para tener la película completa, es necesario realizar mediciones seriadas y trazar la curva de crecimiento. La mejor información se obtiene al medir durante las visitas de niño sano*.  Cuando la curva se compara con la población de referencia, es posible saber con cierta precisión si hay retraso en el crecimiento o  si un niño está cambiando de su “carril” en la curva.

Comparativo de curvas

*Visitas de niño sano recomendadas:

1, 2, 4, 6, 9 meses

1 año, 1 año 3 meses, 1 año 6 meses, 1 año 9 meses

2 años, 2 años y medio

3 años y cada año hasta el inicio de la pubertad

  1.  El crecimiento esquelético se da en el cartílago de crecimiento

El proceso más importante (aunque no el único) para el aumento de talla es la elongación de los huesos largos, y el sitio en el que tiene lugar es el cartílago de crecimiento. En el útero, los huesos del feto en un principio están hechos totalmente de cartílago, pero gradualmente empiezan a cambiar su estructura, a depositar calcio en la parte central y con el tiempo en los extremos. El hueso tiene células que lo remodelarán para mantener su fuerza, pero pierde la capacidad de crecer, esta sólo se mantiene en tanto haya cartílago en los extremos de los huesos. Mientras lo haya, se dice que aún están “abiertos” (por el espacio que se puede ver en una radiografía), pero conforme los huesos crecen y se exponen a las hormonas sexuales en la pubertad, se pierde gradualmente ese cartílago y la capacidad de continuar elongándose, por lo que se dice que cuando los extremos óseos están “cerrados”, la capacidad de crecer e incrementar estatura se pierde. A este cartílago también se le llama placa de crecimiento y al estudiar la talla es imprescindible valorar su estado, integridad y grosor.

Cartílago de crecimiento

  1.  La genética (casi siempre) manda

La talla final que tendrá un niño o una niña depende en una proporción muy importante –alrededor del 80%- de los genes heredados de padres y abuelos, la maquinaria genética que regula el crecimiento se hereda de forma bastante predecible. El 20% restante corresponde a factores nutricionales y ambientales, que pueden permitir (o evitar) que una generación llegue a ser más alta que anterior. Esto significa que la talla de los padres sirve como una referencia para la talla al final del crecimiento y la percentila ( el carril) en que debe de crecer. Pero sobre todo, quiere decir que si la curva de crecimiento del hijo o hija está por debajo de la esperada por la talla de los padres, es necesario asegurarse de que no haya algún problema que esté limitando su crecimiento y a la larga condicione una talla final baja.

Curva talla familiar

  1. El crecimiento se da por etapas y de forma escalonada

Aunque las curvas de crecimiento parecen curvadas y regulares, en realidad cuando se mide a l@s niñ@s de forma frecuente, se puede ver que su gráfica parece más una escalera; hay estirones alternados con épocas de crecimiento más lento. A escala milimétrica l@s niñ@s crecen más a saltos que de forma continua.

Las dos épocas de mayor incremento en talla son el primer año de vida y la pubertad, en ellas la velocidad de crecimiento es mayor. El resto del tiempo no cesa, sólo lo hace a un ritmo menor y en pequeños brotes que en ocasiones coinciden con eventos particulares como una infección o un periodo de stress.

En todo momento, el crecimiento requiere que una serie de factores se organicen de forma armónica y precisa para lograr el mayor potencial. Estos incluyen el estado de salud, la nutrición y la presencia de las hormonas adecuadas. Desde el nacimiento la hormona de crecimiento y la IGF-1 (ver gráfica) son fundamentales, pero durante la pubertad la presencia de las hormonas sexuales es imprescindible para el estirón que tiene lugar en esa etapa. La aparición temprana, tardía, en exceso o de forma insuficiente de estas hormonas puede alterar el brote de crecimiento puberal.

Grafica Hipófisis

  1. Todos los niños y niñas crecen de forma diferente

Es frecuente que los papás se sientan ansiosos porque su hij@ no crece igual que los primos de la edad, un compañero de escuela o cualquier otro niño de una edad semejante a la suya. Entonces empiezan a preocuparse, buscar explicaciones y pensar que tal vez no está comiendo lo suficiente, que puede tener una enfermedad o algún problema grave.

Es esencial entender que cada niño crece a su ritmo, lo que es normal para un niño puede ser inadecuado para otro. Como mencioné antes, el crecimiento debe verse a largo plazo y el crecimiento de un niño sólo puede compararse con sí mismo. Cuando un niño o una niña sale de su carril, su crecimiento se detiene por completo o no es el esperado para un tiempo determinado, requiere valoración por un especialista.

Las siguientes son referencias aproximadas de la velocidad de crecimiento que se debe esperar antes de la pubertad:

1er año de vida: 25cm/año

2º año de vida: 12cm/año

De 2a 4 años: 9-7cm/año

Desde los 4 años hasta la pubertad: 5-6cm/año.

  1.  La pubertad es un periodo crítico para el crecimiento

Ya mencioné que, además del primer año, el otro periodo de velocidad de crecimiento acelerada es en la pubertad. El crecimiento puberal representa del 17 al 18% de la talla adulta y resulta del efecto sumado de las hormonas sexuales, la GH y la IGF1 que incrementan de forma significativa durante este periodo.

El comienzo de la pubertad en las niñas es a los 10 años en promedio con un rango de 8 – 13 años. La telarquia (aparición del primer botón de crecimiento de las mamas) es el primer dato de la pubertad en niñas y este periodo se suele dar por completo al presentar su primer periodo menstrual (menarquía) entre 6 meses y hasta 3 años después. En cambio en el varón el primer signo puberal es el aumento de volumen de los testículos que ocurre a una edad media de 11.5 – 12 años, con un rango de 9 – 14 años.

Dicho de modo sencillo, las chicas suelen iniciar los cambios puberales en 4to a 6to de primaria y lo completan en la secundaria, mientras que los varones suelen iniciar entre 6to de primaria y 2do de secundaria y suelen terminarlo hasta el bachillerato. Durante este tiempo crecerán rápidamente y llegarán a su talla final; un inicio demasiado temprano (pubertad precoz) o tardío (pubertad retrasada) pueden afectar este periodo y tener repercusiones en la talla final.

Lovely_Complex_-_OP_-_Large_06

  1.  El esqueleto tiene su propia edad y puede decir cuánto más queda por crecer

El cartílago de crecimiento de los huesos largos madura a su ritmo y si se compara con tablas de referencia, se puede decir que tiene cierta edad. Esto se traduce en un potencial para crecer ya que un esqueleto de 16 años prácticamente ha cerrado sus cartílagos y agotado su potencial de crecimiento.

Por ejemplo, al tomarle una radiografía a una chica de 12 años cumplidos esta dice que su esqueleto tiene 11 años. Eso significa que sus huesos llevan cierto retraso en cuanto a su maduración y por ello aún tiene potencial para crecer. En cambio, un varón de 15 años cuyo esqueleto muestra una edad de 17, significa que el esqueleto se ha desarrollado muy rápidamente y le queda poco por crecer.

La edad ósea interpretada por un endocrinólogo pediatra se realiza en una radiografía simple de mano y muñeca y, junto con la curva de crecimiento y la exploración física, es una gran herramienta para la evaluación de la pubertad y el potencial de talla final.

Crecimiento

  1. Estas son algunas ideas que existen acerca del crecimiento, algunas verdaderas, otras no:

Si haces deporte creces más
El ejercicio moderado es uno de los agentes que estimulan la producción de picos de hormona de crecimiento y mejoran la llegada de nutrientes al cartílago de crecimiento. Sin embargo, si se excede en el ejercicio, como ocurre cuando se practican deportes de alto rendimiento durante la infancia, el crecimiento se frena porque se gasta demasiada energía y el cuerpo tiene que destinar la que le queda a funciones más vitales que el crecer. Además, un exceso de ejercicio no permite al organismo acumular suficiente grasa para realizar el desarrollo puberal y los cartílagos pueden llegar a cerrarse sin haber dado el estirón. Y todavía más, cuando el ejercicio implica levantar peso excesivo o golpeteo intenso sobre las extremidades, en vez de nutrir el cartílago se le lesiona y limita su expansión.

Crecemos mientras dormimos
La hormona del crecimiento tiene picos de secreción nocturnos durante la fase profunda del sueño (REM) en que se ensueña y que se considera un sueño reparador. Por eso, si un niño duerme poco, no duerme profundamente (en el caso del ronquido y la apnea del sueño) o se despierta varias veces por la noche, crece menos porque segrega menos hormona del crecimiento y durante menos horas.

Las niñas crecen y maduran antes
Como mencioné previamente, las mujeres crecen antes y en promedio doce centímetros menos que los hombres porque al madurar antes, tienen dos años menos para crecer. La razón es que cuando las chicas completan la pubertad y tienen la menstruación prácticamente dejan de crecer, porque los estrógenos cierran el cartílago del hueso que permite crecer. Y las niñas alcanzan la madurez sexual cada vez antes –si a principios del siglo XX la edad media de la menarquía superaba los 15 años, a principios del XXI era de 12,5–, lo que ha acelerado su velocidad de crecimiento y que el estirón puberal que antes se producía sobre los 11 años ahora tenga lugar a los 9-10. En los chicos, el cierre de los cartílagos de crecimiento como consecuencia de las hormonas sexuales (andrógenos) ocurre en torno a los 16 años.

Hay que comer para crecer…
La frase que todos hemos oído de pequeños: “Si no comes no vas a crecer” tiene sólo parte de razón. En las pruebas realizadas con ratones, cuando les reducen en un 30% la ingesta de comida dejan de crecer. Sin embargo, para crecer no hay que comer mucho, sino llevar una dieta suficiente y equilibrada. Es especialmente importante el aporte de proteínas, ácidos grasos, aminoácidos y vitaminas, y permanecer cierto tiempo en ayunas entre comida y comida para que el organismo secrete las sustancias necesarias para aprovechar después los nutrientes. En ciertas sociedades la mejora en la alimentación ha permitido que su la estatura promedio aumentara durante el siglo XX, mientras que en otras se ha visto que en los periodos de guerra o hambruna este proceso se frena e incluso se revierte.

…pero no en exceso.
La obesidad infantil también puede limitar el crecimiento, especialmente durante el estirón puberal. Las hormonas sexuales las produce el organismo a partir del colesterol (un lípido), de forma que el exceso de tejido adiposo puede atraparlas, alterar su distribución en el cuerpo y afectar su función. Además la obesidad puede afectar el sueño causando apneas nocturnas y limita la capacidad de realizar ejercicio, todo sumado puede causar la pérdida de varios centímetros en la talla final.

La fiebre hace crecer
La fiebre y el estrés que provoca en el organismo, estimulan la secreción de hormona del crecimiento. Cuando un niño está enfermo con fiebre, se detiene su crecimiento, pero tan pronto como deja de estarlo se produce un fenómeno de recuperación del tiempo perdido (catch up), la velocidad de crecimiento se acelera sobre la habitual y compensa lo no crecido durante la enfermedad, así que después de unos días en cama se aprecia un estirón mayor. Pero si la enfermedad es crónica o el niño está enfermo muy a menudo, ese fenómeno de recuperación no se produce, el cuerpo no tiene margen para compensar tantos “baches” y va acumulando un retraso en el crecimiento.

Tomando hormonas creces más
Desde hace al menos 30 años existe la hormona de crecimiento recombinante para tratar los problemas de talla baja.
Es muy útil y permite que los niños lleguen a su talla potencial cuando  existen factores que alteren el crecimiento, como una producción insuficiente. Es muy conocido el caso de Lionel Messi que gracias al tratamiento con hormona de crecimiento llegó a ganar más de 10cm adicionales a la pubertad (su talla es de 169cm). Pero también al haber enfermedades crónicas que han limitado el crecimiento durante algunos periodos, se puede potenciar el catch-up. Sin embargo, el crecimiento no se puede forzar más allá de la capacidad genética, administrar hormona del crecimiento a un niño  sólo tiene sentido cuando se detectan condiciones en las que no se produce suficiente y que se descartan enfermedades no permiten que actúe o limitan su.efectividad como, por ejemplo, la acidosis tubular renal.

Los niños felices crecen más
El estado de ánimo influye en el desarrollo y el crecimiento. Los fisiólogos explican que cuando algo nos produce satisfacción el organismo libera dopamina, que es uno de los neurotransmisores que hacen aumentar la hormona del crecimiento. Por eso, si un niño tiene buenos apoyos psicológicos y crece en un ambiente de equilibrio emocional, eso favorece el crecimiento. En cambio, si sufre, se encuentra mal o está sometido a estrés crónico crece menos.

Cierre esquelético

10. El indicado para valorar los problemas de crecimiento es el endocrinólogo pediatra.

Todos los pediatras tenemos la capacidad (y la obligación) de valorar el crecimiento y desarrollo de los niños. Sin embargo, los endocrinólogos pediatras tenemos la formación para hacer el diagnóstico específico y tratar los trastornos de crecimiento. La indicación de administrar hormona de crecimiento, la necesidad en ocasiones de actuar para retrasar la osificación de los cartílagos de crecimiento para observar el crecimiento y explotar su potencial genético, son terreno de esta subespecialidad.

 Dr. Miguel Ángel Guagnelli

241 comentarios sobre “10 cosas que debes saber acerca del crecimiento de tu hij@

  1. hola que tal,mi hijo tiene 15 años y 11 meses y mide 1.90 y le hice la placa de la muñeca hace 9 meses y la edad sea le dio de 15 años,yo mido 1.75 y el papa 1.99 y todavia mi hijo nunca pego un estiron que nos sorprendiera siempre fue creciendo de apoquito y apenas tiene 3 vellos solo debajo de las axilas,seguira creciendo?.

    1. Hola Paula, gracias por tu mensaje. Lo esperable es que siga creciendo probablemente un año más de acuerdo a la edad ósea que me comentas, y que se acerque mucho a la estatura de su padre. Si necesitan más información y valorar adecuadamente su desarrollo puberal, mi sugerencia es acudir con un endocrinólogo pediatra. Saludos cordiales.

  2. buenas tardes veo que mi hermano esta algo triste porque tiene 12 años y su radiografía dice que su esqueleto es de 9 o 8 hay algo que pueda hacer?

    1. Hola Luis, esa diferencia entre la edad ósea y los años cumplidos no necesariamente es mala, probablemente signifique que se va a desarrollar más tarde. Sin embargo, lo recomendable es que sea valorado por un endocrinólogo pediatra para descartar algún otro problema del desarrollo. Saludos.

  3. Hola Doctor: Estoy muy preocupada mi hijo tiene 10 años y la placa salio 12 años y 11 meses. Su papa mide 177 y yo 155. Quiero saber q estatura alcanzaría final y si hay algún tipo de tratamiento y como se llama. Agradecida

    1. Hola Maribel, gracias por tu mensaje. El avance en la edad ósea podría significar que no logre su estatura familiar, por lo que es recomendable que sea valorado por un endocrinólogo pediatra a la brevedad. Saludos cordiales.

  4. Estimado Dr. Mi hijo acaba de cumplir 15 años hace un mes, y desde los 13 no ha crecido a lo alto ni un centímetro. En consulta con radiografía, su edad osea marca 17 años, por lo que no le queda mucho cartílago para cerrar. Él mide actualmente 1, 64 cm., pero yo (su madre) mido 1.66 y su padre 1.74. Es decir, mi hijo no ha crecido lo que genéticamente debería. Podrá crecer más? hay algo que pueda hacer para incentivar ese crecimiento en lo poco que le quede?? muchas gracias.

    1. Hola Patricia, gracias por tu mensaje. Si la edad ósea es realmente de 17 años, ya se encuentra al final de su crecimiento. En ocasiones puede ser necesario realizar radiografías de cadera y rodillas, pero en cualquier caso lo recomendable es que sea valorado por un endocrinólogo pediatra. Saludos cordiales.

  5. Buen Día Dr. Antes que nada muchas gracias por tomarse el tiempo de responder nuestras preguntas.
    Mi inquietud es que mi hijo tiene 14 años 10meses cuando tenia 13 le hicieron una placa y su edad osea era la misma 13, actualmente veo que sus amigos crecen y el no, de hecho conserva su cara de niño, su voz a engrosado no tiene vello en la cara, ni en las axilas, el mide 1.64 su papa 1.80 y yo 1.65, pesa 55 kg. Recientemente el pediatra le recetóValmetrol, Vitadiet Ossopan y Maxibol. Todos por 4 meses, perdón Dr se que debo confiar pero el maxibol habla de tumores y me da un poco de miedo. Usted que opina sera que mi hijo no crecerá mucho?

  6. Hola buenas tardes tengo una hija de 16 años su menstruación fue a los 11 años mide 1.62 no tiene problema con su estatura pero vive acomplejada por que sus senos no crecen tiene senos de una niña de 10 años que se puede hacer para que tenga un crecimiento progresivo??

    1. Hola Adriana, gracias por tu mensaje. De acuerdo a su edad y el tiempo que ha pasado desde su primer periodo, probablemente ya no crezcan más. Sería necesario hacer una evaluación más completa, pero es bastante probable que ya no crezcan más. Saludos cordiales.

  7. Buenas tardes doctor, se le puede seguir aplicando la hormona del crecimiento a una niña que tenia controlada la.menstrucion pero que nuevamente ya le regreso la menstruacio

    1. Sobre que criterios se basan para volver a controlarle la menstruacion y seguir poniendo hormona? Y que estudios se le deben realizar?

  8. Doctor buenas tardes, mi hija tuvo su menarquia a los 10 años, actualmente tiene 12, 3 años mide 1.55 cm y su edad osea dice >: 13, 6 años. Seguirá creciendo???

  9. Hola, como te encuentras? acabo de leer tu blog y creo que está muy bien lo que haz redactado y te felicito por eso, a continuación me gustaría realizarte unas preguntas ya que me encuentro un poco confundido,
    1. ¿Pueden los hijos llegar a ser más altos que sus padres si estos son bajos?
    2. ¿ Pueden los productos lacteos ayudarte de alguna forma?
    3. ¿Los estiramientos habituales también pueden impulsarte a crecer?
    Gracias

    1. Hola Luna Victoria, la única forma de saberlo es valorando el ritmo al que ha ido creciendo y viendo una radiografía de mano para calcular edad ósea. Con esos datos se puede saber si ya llegó a su estatura definitiva o aún puede crecer, pero en general se considera que un porcentaje alto de niñas deja de crecer entre uno y dos años después de su primer periodo. Saludos cordiales.

  10. Hace poco lleve a mi hijo de 2 años al endocrinólogo por ser talla baja, su edad ósea es de un año y 6 meses. Yo mido 1.60 y el papa 1.72.
    El dr. nos comento que una de las razones podría ser que a mi me llego la menstruación tarde (13-14 años). Que tan cierto puede ser eso? y de ser así, cual sería la razón? ya que como mujer mientras más tarde te llegue la menstruación más posibilidades tienes de crecer.

    1. Hola Marcela, gracias por tu pregunta. Es correcto, no es un problema, sino un patrón diferente de crecimiento. Hay niños que empiezan su desarrollo en 6to de primaria y otros en 3ro de secundaria, simplemente son diferentes formas de crecer. Lo que siempre es importante es vigilar de forma continua su crecimiento

  11. Buenas tardes mi hijo tiene 11 años y mide 1.78 cm. Le realize una radiografía a la mano izquierda y le ha salido la edad osea se encuentra alrededor de 15 años, dígame va a seguir creciendo, y a esta edad cuanto crece por año.
    Saludos
    Noemi

  12. Hola mi niña tiene 12 años y tres meses le acaba de venir la regla y es pequeñita mide 148 pero su edad osea es de 10 años…
    su papá mide 1’72 y yo 1’67 ……crecerá más ??? hasta cuánto llegará a medir??

    1. Hola María Isabel, si la edad ósea realmente es de 10 años, en teoría aún le quedan varios centímetros por crecer, aunque sin evaluarla es difícil hacer una predicción de cuántos. Te sugiero que sea evaluada por un endocrinólogo pediatra para tener más certeza. Saludos cordiales

  13. Buenas doctor,
    Tengo una hija de 14 años y medio. EN Noviembre pasado se hizo la radiografía de muñeca y le dio una edad ósea de 13 que coincidía con la edad que tenía en esos momentos ( diferencia de meses ). Tiene la regla desde Enero y mide 1.50 ;lleva desde hace más de un año, sin crecer nada.
    La interpretación de la radiografía es que tiene cartílago y que le queda por crecer , al menos un año desde Noviembre pasado, pero la realidad es que no ha crecido nada.
    ¿ Seguirá creciendo ? La talla familiar es baja.- 1.60 madre y 1.65 padre.
    Muchas gracias

  14. Buenas noches.
    Interesantes puntos menciona en su artículo. En mi caso tengo una hija, actualmente tiene 12 años, comenzó su menarca a los 9 años, actualmente mide 1.48cm, me gustaría saber cual es la probabilidad de que siga creciendo, entiendo que influye en gran medida el cambio hormonal y me gustaría saber algún dato de un pediatra especialistan el tema en Jalisco México. Gracias

  15. Tengo una hija de 13 años y 4 meses que mide 1,50m. Tiene una edad ósea de 12 años. Está en pubertad, pero todavía no ha tenido la menarquia. ¿Crees que tiene potencial de crecimiento

    1. Gracias por tu consulta, las chicas habitualmente tienen su primer periodo cuando la edad ósea es de 13 años y dejan de crecer cuando es de 15. En una aproximación, su estatura final estará entre 158 y 162, de acuerdo con los datos que me proporcionas. Saludos cordiales.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s