Diabetes tipo 1, el páncreas se daña

Ese tipo de diabetes del que se salvaron cientos de niños al tener la insulina disponible a principios del siglo XX es la tipo 1. Durante siglos fue la más frecuente ¿En qué consiste?

Dicho de una manera muy simple, en la diabetes tipo 1 el sistema inmune -que normalmente nos defiende de las amenazas como virus, bacterias, parásitos y hongos- se confunde y crea anticuerpos que comienzan a dañar las células beta pancreáticas, las que se encuentran en los islotes de Langerhans y que son las responsables de producir insulina. Al dañarlas, éstas no pueden regenerarse y poco a poco el páncreas va perdiendo la capacidad de producir esta hormona hasta que se agota y el cuerpo llega a carecer de ella totalmente.

Inflamación páncreas

¿Por qué sucede esto? Aún no lo sabemos con precisión aunque en algunas familias, grupos étnicos y hasta países, es más frecuente que en otros. Hay información que nos dice que hay una tendencia hereditaria, ciertos genes relacionados con la forma en la que el sistema inmune reconoce a las células propias del cuerpo hace a algunas personas más susceptibles. Hay datos que sugieren que ciertos tipos de infecciones como las causadas por virus intestinales, pueden disparar esta respuesta anómala del sistema inmune, pero aún no se sabe por qué. Finlandia es el país con mayor prevalencia de diabetes tipo 1 en el mundo y al parecer esto es debido a que se reúnen muchos de estos factores. Recientemente, por primera vez en décadas, los casos nuevos por año en ese país han empezado a disminuir y esto se ha relacionado con la suplementación generalizada de alimentos con vitamina D, aunque aún son sólo indicios.

La diabetes tipo 1 requiere necesariamente la administración de insulina o puede ser mortal. La manifestación de esta falta de insulina se llama cetoacidosis diabética y funciona así:

  1. Hay glucosa (azúcar) en la sangre y las células la necesitan para tener energía pero no puede entrar porque no hay insulina.
  2. En respuesta, el hígado libera más glucosa porque recibe señales de que las células tienen hambre, y el nivel de glucosa en sangre aumenta.
  3. Esa señal de hambre también llega al tejido adiposo y este libera ácidos grasos, para alimentar a las células hambrientas.
  4. Estas grasas llegan al hígado y se convierten en un combustible de emergencia formada por moléculas llamadas cuerpos cetónicos. Las células pueden utilizar estas sustancias en vez de glucosa, pero tienen un inconveniente, vuelven ácida la sangre -lo que altera las función normal de muchas células- y ademas causan malestar como dolor abdominal y vómito.
  5. Si se acumulan, junto con la glucosa elevada, obligan al riñón a trabajar más y eliminar mucha agua, causando deshidratación.
Síntomas de cetoacidosis
Síntomas de cetoacidosis

Todos estos factores juntos empeoran unos a otros en una espiral de eventos en la que, si no se inicia tratamiento con insulina, el desenlace es casi siempre fatal.
Es muy frecuente que un paciente haga su “debut” con cetoacidosis, que sea la primera vez que se detecta la diabetes.

Historia natural de la diabetes mellitus tipo 1, desde el inicio del factor inmunológico hasta la pérdida de la función de las células beta.
Historia natural de la diabetes mellitus tipo 1, desde el inicio del factor inmunológico hasta la pérdida de la función de las células beta.

Esta enfermedad se manifiesta en una gran mayoría de casos durante la infancia, por eso un tiempo se llamó diabetes infantil o juvenil. Con el tiempo se observó que aunque raramente, se puede presentar en cualquier edad de la vida, por lo que se le cambió el nombre a Tipo I, insulinodependiente. Pero ese.nombre es aún impreciso porque- como veremos después- la diabetes tipo 2 en etapas tardías también puede necesitar insulina. De ahí que desde 1997 se le llama tipo 1 simplemente y se enfatiza su origen en la autoinmunidad.

La cetoacidosis es una complicación aguda de la diabetes tipo 1 que aunque grave es tratable y actualmente sólo es mortal en un porcentaje muy pequeño de casos. Pero la diabetes de cualquier tipo es temible por los efectos a largo plazo, causantes de problemas crónicos, dolorosos y discapacitantes. Mañana hablaremos más sobre lo que causa las complicaciones crónicas de la diabetes.

Dr. Miguel Ángel Guagnelli

2 comentarios sobre “Diabetes tipo 1, el páncreas se daña

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s