Lo que necesitas saber sobre la Vitamina D 3: Su mala fama y el regreso del raquitismo

La función más conocida de la vitamina D tiene que ver con el metabolismo del calcio. Como publicaba ayer, activa una molécula que se encuentra en el núcleo de las células intestinales -al igual que en el núcleo de grán parte de las células del cuerpo- y estimula la absorción de calcio desde el interior del intestino en que pasan los alimentos hacia la sangre, donde se distribuirá a todo el cuerpo. También tiene la capacidad de disminuir la eliminación de calcio a través de la orina actuando sobre los riñones, de forma que aumenta aún más su disponibilidad y permite que las células aprovechen este elemento. Además de los huesos, otros tejidos que necesitan calcio para funcionar adecuadamente son los músculos, el cerebro y el tejido nervioso, además de todas las glándulas del cuerpo, por mencionar algunos.

calcium

La vitamina D la podemos obtener de la dieta, notablemente de alimentos procedentes del mar, de los hongos y del huevo. Su aporte se mide en UI (unidades internacionales) y un ejemplo de alimentos que la contiene naturalmente puede ser el siguiente:

Contenido vitamina D 2

Al final de esta tabla podemos ver el equivalente de Vitamina D que produce la exposición solar (con ropa) durante 10 minutos sin protector solar. Si ampliamos la superficie expuesta y lo hacemos en el sol del verano, asolearse 10 minutos en traje de baño o bañador puede llegar a producir hasta ¡10,000 UI! Por eso es tan efectiva y tan necesaria la luz solar, después de esa exposición podemos ponernos bloqueador solar y seguir con nuestras actividades.

¿Cuánta vitamina D necesitamos al día?

Actualmente hay dos recomendaciones distintas que se siguen en la mayor parte de los países, unas emitidas por el Instituto de Medicina de EUA y los otros por la Sociedad Endocrina, los últimos moderadamente más altos que los primeros. Se resumen en la siguiente imagen:

Recomendaciones de ingesta diaria de vitamina D. Estas son independientes a la exposición solar.
Recomendaciones de ingesta diaria de vitamina D. Estas son independientes a la exposición solar.

Para lograr estos niveles sólo con la dieta es necesario recurrir a alimentos enriquecidos. Durante mucho tiempo se prohibió el enriquecimiento de alimentos (más de eso en siguientes artículos) pero durante los últimos años se ha retomado y cada vez contamos con más alimentos enriquecidos en vitamina D como la leche, los cereales y el jugo de naranja procesado. Una lista ampliada muestra otros más:

Alimentos que contienen vitamina D naturalmente y con suplementación
Alimentos que contienen vitamina D naturalmente y con suplementación

¿Para qué necesitamos Vitamina D los adultos?

Sin vitamina D los niños pequeños no tienen calcio disponible para crecer, sus huesos se tornan deformes y se limita su crecimiento, por eso es clara su necesidad. ¿Pero los adolescentes y los adultos? También, todos necesitamos tener aportes adecuados de calcio y de vitamina D para nuestros huesos. Aunque duros y resistentes, por dentro están vivos, tienen células y están en remodelación constante no sólo durante el crecimiento sino durante toda la vida. Por ello es necesario contar con aportes adecuados, aunque la osteoporosis en adultos es compleja, se ha encontrado que la deficiencia de Vitamina D se relaciona con una pérdida de masa ósea y mayor riesgo de fracturas.

Órganos en los que pueden encontrarse los llamados "efectos extraesqueléticos" de la Vitamina D
Órganos en los que pueden encontrarse los llamados “efectos extraesqueléticos” de la Vitamina D

Pero al parecer no sólo los huesos podrían beneficiarse de buenos niveles de vitamina D. Si hay tantas células que son sensibles a su presencia, debe ser por una buena razón, o al menos ese ha sido el razonamiento durante los últimos años. Numerosos estudios han mostrado en modelos de laboratorio una serie de efectos benéficos como

  • žPotenciar la inmunidad innata
  • žDisminuir fenómenos de autoinmunidad
  • žPromover apoptosis (muerte celular programada) en células cancerosas
  • žEstimular la producción de insulina
  • Regular la producción de hormonas tiroideas
  • žRegular el eje renina-angiotensina-aldosterona y disminuir la hipertensión arterial
  • žMejorar la salud general

Estos hallazgos han mantenido a muchos investigadores expectantes durante muchos años, sin embargo traducir estos efectos en laboratorio a estudios clínicos ha sido complicado y solemos encontrar publicaciones con resultados contradictorios. Aún falta mucho por saber acerca de esta y estamos lejos de tener conclusiones definitivas.

Además de esto, el boom de la vitamina D se debe a que durante los últimos años ha resurgido su deficiencia, ha vuelto el raquitismo incluso en países desarrollados y ha sido causa de preocupación.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s